Si tienes una reacción a un medicamento ¡REPÓRTALO!