INSTALACIÓN DE SENSORES DE CALIDAD DEL AIRE PARA EL MONITOREO DE PARTÍCULAS ATMOSFÉRICAS PM10 Y PM2.5 EN LAS CIUDADES DE CHETUMAL Y BACALAR, QUINTANA ROO

10 Y PM2.5 EN LAS CIUDADES DE CHETUMAL Y BACALAR, QUINTANA ROO


La Secretaría de Ecología y Medio Ambiente del Estado de Quintana Roo (SEMA) se adhirió al proyecto regional de carácter trinacional (Belice, Guatemala y México), denominado “Fomento del Monitoreo de Biodiversidad y Cambio Climático en la Región Selva Maya”, mismo que es impulsado por la Deutsche Gesellschaft für Internationale Zusammenarbeit (GIZ, Cooperación Alemana al Desarrollo Sustentable), por encargo del Ministerio Federal Alemán de Medio Ambiente, Conservación de la Naturaleza  y Seguridad Nuclear (BMU) de Alemania, implementada conjuntamente con la Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo (CCAD), formando parte de la Iniciativa Internacional de Protección del Clima (IKI).


Derivado de las acciones que contemplan el proyecto en mención, se recibieron en calidad de donación 5 sensores de la marca PurpleAir que miden los contaminantes atmosféricos denominados como partículas PM10 y PM2.5 (partículas menores a 10 micras y partículas menores a 2.5 micras), los cuales darán inicio al establecimiento de una red de monitoreo permanente para generar información en tiempo real de la situación de las partículas en el aire en determinadas zonas. Dichos sensores fueron instalados en los municipios de Othón P. Blanco y Bacalar, Quintana Roo, en colaboración con los H. Ayuntamientos de Othón P. Blanco y Bacalar, así como el Consejo Quintanarroense de Ciencia y Tecnología (COQCYT) y el Instituto de Estudios Superiores para la Competitividad y el Desarrollo de América (IESCDA).


Los parámetros monitoreados se componen de una mezcla compleja de contaminantes suspendidos en el aire, incluyendo partículas de polvo, alérgenos (esporas, polen, moho) ácidos (tales como nitratos y sulfatos), productos químicos orgánicos, metales, agua, etc., mismos que provienen principalmente de actividades de combustión incendios forestales, incendios en rellenos sanitarios, quemas agrícolas, uso de automóviles, plantas de energía, procesos industriales, obras de construcción, trituración de materiales y levantamiento de polvos por el viento y por los vehículos. Estos contaminantes tienen un alto potencial de causar la degradación de selvas, cuerpos de agua y suelos, daños a la vida silvestre y aún más importante a la salud humana.


Las partículas más dañinas para la salud son las PM10, que pueden penetrar y alojarse en el interior profundo de los pulmones. La exposición crónica a las partículas agrava el riesgo de desarrollar cardiopatías y neumopatías, así como cáncer de pulmón. No obstante, las partículas PM2.5 parecen ser un mejor indicador de la contaminación urbana, esto debido a que, por un lado, su origen es antropogénico en una alta proporción y por otro lado, los efectos que tienen sobre nuestra salud son muy graves, por su gran capacidad de penetración en las vías respiratorias, ya que son 100 veces más delgadas que un cabello humano.


Las afectaciones a la salud pública causadas por estas partículas cobran aún más relevancia considerando la reciente situación de contingencia sanitaria ocasionada por el virus COVID-19, ya que, de acuerdo con evidencia científica, se advierte que la incidencia y el riesgo de morbilidad y mortalidad por este virus se incrementan con la exposición crónica y aguda a estos contaminantes atmosféricos que inciden en el sistema respiratorio.


En este contexto, este proyecto sentará un precedente histórico en el Estado en materia de calidad del aire, siendo la primera red de monitoreo de contaminación atmosférica en generar información en tiempo real, la información generada a través de los sensores será de gran utilidad para la toma de decisiones oportunas por parte de las diversas autoridades del sector ambiental, de salud y de protección civil, permitiendo la generación de políticas públicas y programas en dichas materias, así como la emisión temprana de alertas en caso de detectarse concentraciones atmosféricas que pongan en riesgo a la población. Así mismo, la información podrá servir a las instancias académicas y de investigación como apoyo para la generación de conocimiento científico respecto a temáticas afines.


Toda la información en tiempo real e histórica que sea generada es pública, pudiendo ser consultada a través de la página de internet https://www.purpleair.com/map?opt=1/ls/mAIREYSALUD/a10/cC0#11/18.59/-88.3595, en la cual se muestran los datos de los sensores en unidades de concentración, o en indicadores numéricos y gráficos (mediante colores y categorías de riesgo) que permite visualizar rápidamente si las concentraciones se encuentran en niveles adecuados, o si representan un riesgo para la salud.

Sensor semaSensor PlanetarioSensor IESCDASensor bomberosSensor ayuntamiento Bacalar
Loading PurpleAir Widget...
Loading PurpleAir Widget...
Loading PurpleAir Widget...
Loading PurpleAir Widget...
Loading PurpleAir Widget...
: : :