¿Qué es la Bitácora Territorial?

https://qroo.gob.mx/sites/default/files/unisitio2018/09/banner%20bitacora%20_0.png

 

 

Identificar y conducir los componentes que conforman un territorio de forma ordenada implica tener un conocimiento no solo del funcionamiento de éste, sino de su vinculación interna entre ellos y sobre todo su afectación hacia los habitantes que están en él. Es por ello que llevar la relatoría a través de una Bitácora se vuelve preponderante sobre todo para el análisis y el diagnóstico de todo el sistema territorial.

 

Es por ello que en el marco de la nueva Estrategia Urbana y Territorial señalada en la Legislación Federal así como en la recientemente publicada Ley de Asentamientos Humanos, Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano del Estado de Quintana Roo; el desarrollo sustentable, se concibe dentro de un esquema de participación y transparencia con la finalidad de conseguir mejoras en la situación ambiental y urbana del territorio.

 

La Bitácora Territorial es el mecanismo para dar seguimiento a la formulación de los Programas de Ordenamiento Territorial, lo que implica considerar las opiniones de expertos que se conformarán tanto en el Consejo Estatal como los distintos Consejos Municipales,  dentro de los cuales, se discutirán las mejores opciones y estrategias que contengan las variables económicas, sociales, urbanas así  como ambientales. 

 

La Instancia Ejecutora y el Consejo, a través del Grupo de Trabajo Multisectorial, serán los responsables de la creación y mantenimiento de la bitácora territorial, así como de asegurar la disponibilidad de la información y el acceso a la misma.

 

Toda la información generada durante el proceso de elaboración del estudio, así como la que se obtenga durante la operación del programa, deberá estar contenida en la bitácora territorial y estará disponible de forma física y digital en la página de la SEDETUS y de los Municipios donde así sea realizado.

 

Se incluirá la información pertinente que deberá incluir documentos, fotografías, bases de datos, coberturas digitales y, en general, toda la información disponible para sustentar el proceso, convirtiéndose en una herramienta necesaria para dar transparencia a las aspiraciones de los habitantes y del territorio.