En Quintana Roo #JuntosSaldremosAdelante ante el COVID-19

Se llevó a cabo el XXV Concurso Estatal de Artesanías “Deja que te lo cuenten mis manos 2022”

*Jurado calificador especialista sesionó para escoger a los ganadores que serán premiados en los primeros días de agosto
*La SEDE promueve la cultura y el patrimonio artesanal del Estado a través del XXV Concurso Estatal de Artesanías

Chetumal. – Un total de 97 piezas de igual número de artesanas de 28 comunidades de Quintana Roo participan en el XXV Concurso Estatal de Artesanías “Deja que te lo cuenten mis manos 2022”, promovido por el Gobierno del Estado a través de la Secretaría de Desarrollo Económico.

El jurado calificador, todos ellos especialistas en su rama, con amplios conocimientos en cultura, antropología, artes, diseño, docencia e investigación, sesionó en la Biblioteca Pública Central Lic. Javier Rojo Gómez.

Los ganadores serán dados a conocer oportunamente durante la ceremonia de premiación que tendrá lugar el viernes 5 de agosto, a las 13 horas, en la biblioteca Rojo Gómez.

Desde el inicio de la administración, el gobernador Carlos Joaquín impulsa el rescate de tradiciones y costumbres, así como la cultura Maya que nos da identidad y nos enorgullece ante el mundo. Una las acciones es revalorar y promover la cultura y el patrimonio artesanal del estado.

El Gobierno del Estado, a través de la Secretaría de Desarrollo Económico, promueve la actividad artesanal para generar mejores oportunidades para que los artífices y sus familias vivan mejor.

La actividad artesanal, es una de las actividades humanas más antiguas del mundo, llena de colores, formas, diseños e historia. Una herencia ancestral que nos dota de identidad y cultura, que nos muestra una gama de productos útiles y costumbristas. Cada pieza tiene el sello personal de sus creadores, y eso las hace especiales y únicas.

Es, a través de las grandes obras de nuestros artesanos, que por su naturaleza única o por su innovación, inspiran y se aprecia la riqueza de nuestra cultura ancestral. El desarrollo de esta actividad representa para las comunidades que la practican una oportunidad para el crecimiento económico y para una mejor calidad de vida.

La modernización, el desarrollo tecnológico y la economía global, motivan la continua transformación y evolución de los productos artesanales, los que tienen mayor oportunidad de acceso y posicionamiento en multiplicados mercados.